• Cirugía de tejidos blandos

    Cirugía de tejidos blandos

  • Cirugía Veterinaria

    Cirugía Veterinaria

  • Etología y terapia del comportamiento

    Etología y terapia del comportamiento

  • Ecografía abdominal y Ecocardiografia

    Ecografía abdominal y Ecocardiografia

  • Diagnóstico por imagen-Ecografía

    Diagnóstico por imagen-Ecografía

  • Diagnóstico por imagen-Radiología digital

    Diagnóstico por imagen-Radiología digital

  • Medicina preventiva

    Medicina preventiva

[miércoles, 31 de octubre de 2018]

¿Cómo es la higiene dental de tu perro?

Tu fiel amigo necesita que le cuides en todos los aspectos. La higiene dental no es ninguna excepción. Es por eso que repasaremos los problemas más habituales que les puedan aparecer a los caninos y la mejor manera de prevenirlo, ¡porqué para tener una buena salud mental, es necesario que tenga una dentadura de cine!

Principales problemas

Los ataques a la dentadura canina no son muy distintos de los que sufre la humana. La placa y el sarro son las principales afectaciones, i estas derivan de la acumulación de sales, calcio o restos de comida a la dentadura del perro. Cuando esto sucede, puede desembocar en que el animal pierda piezas dentales, o bien, que haya que hacer alguna intervención veterinaria (similar a las limpiezas bucales que se hacen en los humanos) que requiere anestesia.

¿Cuándo empezar a tratar?

Des de cachorro. La primera dentadura de leche de los cachorros, de 28 piezas, les sale a las dos o tres semanas. Este es un buen momento para empezar el tratamiento para que el animal lo pueda asociar como parte del juego y se acostumbre a la pasta de dientes y los cepillos. De esta forma, cuando semanas más tarde tenga la dentadura definitiva, ya estará habituado a este nuevo juego y no será ningún trauma hacerlo una vez por semana.

¿Qué hay que hacer?

Como decíamos, la diferencia es muy pequeña respecto con lo que hacemos las personas. La mejor manera de cuidar la dentadura canina es un cepillo blanco y una pasta de dientes fresca y agradable para perros. Y jugar con él asociando el juego al cepillado semana para evitar la formación de placa y sarro, que podría desarrollar en caries o gingivitis.

También, el hecho de que el animal lleve una dieta seca (bolitas de pienso en lugar de alimento blando) favorece al cuidado de sus dientes. Las bolitas favorece la fortaleza dental y evitan que se quede tanto alimento enganchado.

Finalmente, la combinación de dieta seca y juguetes dentales puede resultar un buen combo para que la salud dental del perro esté fantástica. El uso de juguetes (como aquellos grandes en forma de hueso) i premios para la salud dental, en lugar de los clásicos, pueden ser una buena manera también de cuidarles los dientes y que, como decíamos, ¡tengan una dentadura de cine!